Institucional

Ley 10.757

I – DEL EJERCICIO PROFESIONAL
ARTÍCULO 1. El ejercicio de la profesión de traductor en la provincia de Santa Fe se rige por las disposiciones de la presente ley.
ARTÍCULO 2. Se considera ejercicio de la profesión de traductor a los efectos de esta ley el que se realiza en forma privada o en relación de dependencia, cuya función es traducir de un idioma a otro.
ARTÍCULO 3. El traductor está autorizado a actuar como intérprete del (de los) idioma(s) en el (los) cual(es) posea título habilitante.
ARTÍCULO 4. Para ejercer la profesión se requiere: a) Ser mayor de edad. b) Poseer título habilitante expedido por: universidad nacional; universidad provincial o privada autorizada por el Poder Ejecutivo; universidad extranjera, siempre que haya sido reconocido o revalidado por la universidad nacional o el Ministerio de Relaciones Exteriores; instituto oficial, nacional o provincial, de enseñanza terciaria que otorgue título con validez nacional. c) No haber sido condenado a pena de inhabilitación absoluta o profesional, mientras subsistan las sanciones. d) Inscribirse en la matricula profesional. e) Declarar el domicilio real y constituir domicilio legal en la provincia de Santa Fe (primera o segunda circunscripción, según corresponda) a todos los efectos emergentes de la presente ley.
ARTÍCULO 5. Todo trabajo de traducción, dentro de la provincia de Santa Fe, debe estar suscripto por un traductor matriculado, de acuerdo con las disposiciones de la presente ley. Asimismo, todo puesto de traductor en instituciones oficiales o privadas deberá ser cubierto por profesionales matriculados en el Colegio, siempre que estos no se hallaren inhabilitados profesional o absolutamente.
ARTÍCULO 6. El uso del título de traductor está reservado a las personas físicas que hayan cumplido con los requisitos previstos en el artículo 4 de la presente ley.
II – GOBIERNO DE LA MATRÍCULA Y REPRESENTACIÓN PROFESIONAL
ARTÍCULO 7. Créase el Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe, dividido en dos circunscripciones, norte y sur, con los asientos y jurisdicciones que se especifican en este artículo, que funcionará como persona jurídica de derecho público no estatal. El de la circunscripción norte tendrá su asiento en la ciudad de Santa Fe y jurisdicción en los departamentos Castellanos, Garay, General Obligado, La Capital, Las Colonias, 9 de Julio, Vera, San Cristóbal, San Javier, San Jerónimo, San Justo y San Martín. El de la circunscripción sur tendrá su asiento en la ciudad de Rosario y jurisdicción en los departamentos Belgrano, Caseros, Constitución, General López, Iriondo, Rosario y San Lorenzo.
ARTÍCULO 8. El Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe tendrá los siguientes deberes y atribuciones: a) Ejercer el gobierno y control de la matricula profesional, y llevar el registro de esta según los distintos idiomas. b) Elevar periódicamente al Ministerio de Educación la nómina actualizada de los profesionales inscriptos. c) Fijar el monto de la inscripción en la matrícula y de la cuota periódica que deberán pagar los traductores inscriptos en la matricula, y recaudarla. d) Certificar la firma de todos los trabajos de traducción en el ámbito de la provincia y legalizar los dictámenes producidos por los profesionales inscriptos cuando se exija ese requisito. e) Fiscalizar el correcto ejercicio de la función de traductor y el decoro profesional. f) Establecer las normas de ética profesional, que serán obligatorias para todos los profesionales matriculados. g) Vigilar el cumplimiento de la ley y de las normas de ética profesional, cuyas infracciones serán comunicadas al Tribunal de Conducta. h) Adquirir derechos y contraer obligaciones, administrar bienes y aceptar donaciones, herencias y legados, que solo podrán destinarse al cumplimiento de los fines de la institución. i) Dictar sus reglamentos internos. j) Mantener bibliotecas, editar publicaciones y fomentar el perfeccionamiento profesional en general. k) Preparar el balance, el presupuesto y todo antecedente necesario para justificar su actuación. l) Nombrar y remover al personal administrativo de su dependencia. m) Expedir constancia de antecedentes y conducta profesional a solicitud del propio inscripto o de una autoridad competente. n) Velar para que nadie ejerza la profesión de traductor sin estar debidamente autorizado para ello. o) Llevar un registro de toda institución o entidad existente en el ámbito de la provincia de Santa Fe, que ofrezca servicios de traducción.
ARTÍCULO 9. La cancelación de la matricula podrá disponerse: a) a pedido de parte; b) por disposición del Colegio. Son causas de cancelación de la matrícula: a) las enfermedades físicas o mentales que inhabiliten para el ejercicio profesional; b) la muerte del profesional; c) la radicación o fijación de domicilio fuera de la provincia de Santa Fe; d) las consideraciones previstas en el artículo 24; e) lo establecido en el artículo 10, inciso a); f) el caso previsto en el artículo 28.
III – DE LOS RECURSOS
ARTÍCULO 10. Serán recursos del Colegio: a) La matrícula y las cuotas periódicas que deberán pagar los traductores inscriptos. La cuota periódica deberá ser pagada en la fecha que determine el Consejo Directivo. Su cobro se realizará aplicando las disposiciones sobre el juicio de ejecución fiscal. Será titulo suficiente al efecto la planilla de liquidación suscripta por el presidente y el tesorero del Colegio. La falta de pago de una (1) anualidad de cuotas periódicas implicará el abandono del ejercicio profesional y podrá dar lugar a que el Colegio excluya al traductor de la matrícula respectiva hasta tanto regularice su situación, sin perjuicio del cobro de las cuotas adeudadas hasta el momento de la exclusión de la matrícula y el recargo punitivo que en cada caso establezca el Tribunal de Conducta. b) Las donaciones, herencias y legados. c) Los importes que produzcan la venta de bienes e inmuebles de la entidad. d) El producto de los derechos de inscripción a cursos de posgrado organizados por el Colegio y todo otro tipo de ingreso licito, periódico o eventual, por recursos naturales o extraordinarios, creados o por crearse.
IV – DE LOS ÓRGANOS DEL COLEGIO
ARTÍCULO 11. Son órganos del Colegio: a) la Asamblea b) el Consejo Directivo c) el Tribunal de Conducta d) el Cuerpo Directivo
ASAMBLEA
ARTÍCULO 12. La Asamblea se integrará con los traductores inscriptos en la matrícula. Son atribuciones de la Asamblea: a) Dictar su reglamento interno. b) Elegir al presidente del Colegio, a los miembros del Consejo Directivo y del Tribunal de Conducta. c) Remover o suspender en el ejercicio de sus cargos al presidente del Colegio, miembros del Consejo Directivo y del Tribunal de Conducta, por grave inconducta o inhabilidad en el ejercicio de sus funciones. d) Aprobar o rechazar anualmente el presupuesto de gastos y recursos. e) Aprobar o rechazar la memoria y el balance de cada ejercicio que le sometiera el Consejo Directivo.
ARTÍCULO 13. Las asambleas serán ordinarias y extraordinarias. Las primeras se reunirán anualmente en la fecha y la forma que deberá establecer el reglamento interno a los efectos determinados en los incisos a), b), d) y e) del artículo 12. Las segundas, cuando lo disponga el Consejo Directivo, el Tribunal de Conducta o la mitad más uno de los miembros que integran la Asamblea. Las convocatorias a las asambleas se harán mediante publicaciones en diarios locales. Para que la Asamblea se constituya válidamente se requerirá la presencia de la mitad más uno de sus miembros, pero podrá hacerlo con cualquier número media hora después de la fijada para la primera convocatoria. Las resoluciones se tomarán por simple mayoría, es decir, el voto de la mitad más uno de sus miembros presentes con derecho a voto. El voto del presidente de la Asamblea será decisivo en caso de empate.
CONSEJO DIRECTIVO
ARTÍCULO 14. El Consejo Directivo se compondrá de un (1) presidente, cuatro (4) vocales titulares y dos (2) vocales suplentes. El reglamento interno establecerá diversos cargos y la forma de distribución, así como la intervención de los suplentes. El presidente del Colegio será elegido especialmente para el cargo por un período de dos (2) años y podrá ser reelegido para el período siguiente. Para una nueva reelección de la misma persona, deberá transcurrir como mínimo un (1) período. Los miembros del Consejo Directivo durarán dos (2) años en sus funciones, se renovarán parcialmente según lo establecido por el reglamento interno y podrán ser reelegidos.
ARTÍCULO 15.. El Consejo Directivo deliberará válidamente con más de la mitad de sus miembros y tomará resoluciones por simple mayoría de votos, es decir, el voto de la mitad más uno de los miembros presentes con derecho a voto. El voto del presidente o de cualquiera que lo sustituya será decisivo en caso de empate.
ARTÍCULO 16. El presidente del Colegio, o su representante legal, ejercerá la representación del Colegio, presidirá las sesiones del Consejo Directivo y será el encargado de ejecutar las decisiones de las asambleas y del Consejo Directivo. Podrá resolver cualquier asunto urgente con cargo de dar cuenta al Consejo Directivo en la primera sesión.
ARTÍCULO 17. Corresponde al Consejo Directivo: a) fijar el monto de la matrícula y de la cuota periódica; b) ejercer todas las facultades propias del Colegio, excepto aquellas expresamente reservadas a la Asamblea o al Tribunal de Conducta.
TRIBUNAL DE CONDUCTA
ARTÍCULO 18. El Tribunal de Conducta estará constituido por tres (3) miembros titulares y dos (2) suplentes, que reemplazarán a aquellos en caso de vacancia, impedimento, excusación o recusación, y serán elegidos entre aquellos profesionales inscriptos en la matrícula con más de cinco (5) años en el ejercicio de la profesión. Son recusables por causas admisibles respecto de los jueces.
ARTÍCULO 19. Los miembros del Tribunal de Conducta durarán dos (2) años en sus cargos y podrán ser reelegidos. Los miembros del Tribunal de Conducta no podrán ser simultáneamente miembros del Consejo Directivo del Colegio.
ARTÍCULO 20. El Tribunal de Conducta aplicará las sanciones establecidas en el artículo 24, sin perjuicio de las que correspondan aplicar a los tribunales de justicia.
ARTÍCULO 21. El Tribunal de Conducta entenderá, a solicitud de autoridad judicial o administrativa, por denuncia de terceros o requerimiento del Consejo Directivo, el correcto proceder de un traductor en el ejercicio de sus funciones en todos los casos en que se cuestione.
ARTÍCULO 22. El sumario se substanciará con audiencia del imputado, se abrirá a prueba por diez (10) días hábiles para su recepción y, previo alegato, el Tribunal de Conducta se pronunciará dentro de los diez (10) días hábiles.
ARTÍCULO 23.. No se podrá aplicar ninguna sanción sin que el inculpado haya sido citado para comparecer dentro del término de cinco (5) días hábiles para ser oído en su defensa. Dicho término podrá aplicarse al doble con causa justificada.
ARTÍCULO 24. Las sanciones que aplique el Colegio por infracción de las respectivas normas éticas, sin perjuicio de ser juzgadas siguiendo el procedimiento fijado por la ley respectiva, variarán según el grado de la falta, la reiteración y la circunstancia que las determinaron. Estas son: a) advertencia por escrito; b) apercibimiento por escrito y con publicación de la resolución; c) suspensión de hasta tres (3) años en el ejercicio de la profesión; d) cancelación de la matrícula.
ARTÍCULO 25.. Contra las sanciones de suspensión o cancelación de la matrícula se podrá interponer recurso de apelación, dentro de los cinco (5) días hábiles, ante tribunales provinciales.
ARTÍCULO 26. En caso de cancelación de la matrícula por sanciones disciplinarias, el traductor podrá solicitar reinscripción en la matrícula, solo después de haber transcurrido cuatro (4) años de la resolución firme que ordenó la cancelación.
CUERPO DIRECTIVO
ARTÍCULO 27. Los presidentes y secretarios de ambas circunscripciones constituirán el Cuerpo Directivo del Colegio. Este será dirigido por uno de los presidentes en carácter de decano, quien será asistido por el secretario de la circunscripción. Las autoridades de ambas circunscripciones se turnarán anualmente para cubrir dichos cargos. El Cuerpo Directivo deberá efectuar, como mínimo, dos (2) reuniones anuales.
MATRICULACIÓN TRANSITORIA
ARTÍCULO 28. Cuando se trate de traducir materiales otorgados en idioma respecto del cual no exista traductor matriculado alguno, este Colegio se reservará el derecho de matricular transitoriamente a personas idóneas que, en carácter de tales, hayan cumplimentado los requisitos que el Consejo Directivo estime convenientes para su habilitación en cada caso.
DISPOSICIÓN COMPLEMENTARIA
ARTÍCULO 29. Por esta única vez y por el término de treinta (30) días a partir de la constitución del Colegio, los idóneos habilitados para el ejercicio pericial con la inscripción en el Poder Judicial de la Provincia vigente al momento de la sanción de la presente ley, podrán incorporarse al Colegio de Traductores sin necesidad de acreditar los extremos exigidos en el artículo 4.
ARTÍCULO 30. Comuníquese al Poder Ejecutivo. DADA EN LA SALA DE SESIONES DE LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE SANTA FE, A LOS VEINTIOCHO DÍAS DEL MES DE NOVIEMBRE DEL AÑO MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y UNO.

Firmado: Enrique Manuel Estévez. Presidente de la Cámara de Diputados Dr. Augusto A. Fischer. Senador provincial. Presidente provisional – Cámara de Senadores Dr. Omar Julio El Halli Obeid. Secretario parlamentario. Cámara de Diputados Dr. Ricardo J. A. Príncipe. Secretario legislativo. Cámara de Senadores

Reglamento Interno

PRIMERA CIRCUNSCRIPCIÓN
EL COLEGIO DE TRADUCTORES DE LA PROVINCIA DE SANTA FE, PRIMERA CIRCUNSCRIPCIÓN, creado por la ley 10757 de la provincia de Santa Fe como persona jurídica de derecho público no estatal para regir el ejercicio de la profesión de traductor en la provincia de Santa Fe (Primera Circunscripción), y a los efectos de la ejecución de lo que no está expresamente establecido en el texto de dicha ley, se regirá por el presente.
I – DEL EJERCICIO PROFESIONAL
ARTÍCULO 1. El Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe, Primera Circunscripción, además de los deberes y atribuciones que le confiere la ley 10757 respecto del ejercicio de la profesión, tiene las siguientes facultades: a) Oponerse, por todos los medios legales, al ejercicio ilegal de la profesión por parte de quienes no cumplan con lo establecido en el artículo 4 de la citada ley, intimando al cese inmediato de sus actividades o iniciando acciones legales contra estos, como así también contra aquellos que ofrecieren servicios profesionales inherentes al traductor o se arrogaren títulos que configuraren confusión o falsedad acerca del ejercicio profesional. b) Vigilar el cumplimiento de las normas éticas y el decoro propio de la profesión. A ese efecto, la Asamblea aprobó el Código de Ética que redactó el Tribunal de Conducta y que ratificó el Consejo Directivo.
II – DE LOS DEBERES Y ATRIBUCIONES DEL COLEGIO
ARTÍCULO 2. Además de las atribuciones que le otorga la ley 10757, es función primordial del Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe, Primera Circunscripción, estar al servicio de los matriculados y coordinar sus actividades, a cuyo fin deberá: a) Presentar en forma periódica la lista de los profesionales matriculados ante entidades privadas y públicas, por ejemplo, consulados, ministerios, universidades y sus dependencias, empresas públicas o privadas, etc. b) Llevar los libros de asistencia a las asambleas, de actas de las asambleas, de inventario y balance, de matrículas, de reuniones del Consejo Directivo y de caja, todos los cuales estarán sellados por la Inspección General de Persona Jurídica. c) Sugerir, a título orientativo, los aranceles éticos que fijará periódicamente el Consejo Directivo en virtud de este Reglamento Interno. d) Crear y sostener una biblioteca, compuesta por obras de consulta en cualquier campo relacionado con la profesión, y por publicaciones nacionales y extranjeras sobre diferentes temas, en distintos idiomas. e) Organizar conferencias, cursos de posgrado y actualización, seminarios, etc., sobre temas afines a la profesión. f) Publicar un órgano de difusión para mantener informados a los matriculados. El Consejo Directivo deberá establecer su periodicidad y distribución. g) Responsabilizarse de toda documentación que ingrese al Colegio y de toda la que se emita desde él. h) Propender a la integración y cooperación con otros organismos afines, cuyos estatutos no se opongan a la ley 10757.
ARTÍCULO 3. El Colegio no podrá desarrollar ninguna actividad política o religiosa, y le estará vedada la emisión de cualquier declaración o manifestación de hechos de esa naturaleza. Podrá, en cambio, ejercer una limitada acción gremial en cuanto a la defensa de los intereses estrictamente profesionales, cuando estos sean afectados por leyes, decretos o reglamentaciones que puedan vulnerar los legítimos derechos de trabajar y obtener una justa remuneración.
ARTÍCULO 4. El Colegio interpretará o aclarará, por medio del Consejo Directivo, las disposiciones contenidas en la ley 10757 sobre las cuales se alegare ambigüedad u oscuridad. En los casos que estime conveniente, deberá efectuar las comunicaciones pertinentes a la Excelentísima Cámara Provincial de Apelaciones en lo Civil y a organismos estatales de control, o conceder recurso de apelación ante tribunales provinciales para los casos en que los recurrentes no se conformaren con lo resuelto por el Consejo Directivo. El Consejo deberá dar cuenta en todos los casos a la Asamblea en la primera convocatoria posterior al hecho.
III – DE LOS RECURSOS
ARTÍCULO 5. Según lo estipulado en el artículo 10 de la ley 10757, ingresarán como recurso del Colegio lo que se perciba en concepto de: a) derechos de matrícula (inciso a); b) cuotas periódicas que deberán pagar los traductores inscriptos y punitorios por mora (inciso a); c) donaciones, herencias y legados (inciso b); d) importes resultantes de la venta de bienes muebles e inmuebles de la entidad (inciso c); e) derechos de inscripción a cursos de posgrado organizados por el Colegio (inciso d). Ingresarán como recursos adicionales lo que se perciba por: f) legalizaciones; g) certificaciones; h) derechos de inscripción en otras actividades a que se refiere el artículo 2, inciso e, del presente Reglamento Interno; i) comisiones por ventas de libros especializados, programas de computación, etc.; j) derechos de rehabilitación de matrícula suspendida por falta de pago; k) todo otro tipo de ingreso lícito, periódico o eventual, por recursos naturales o extraordinarios, creados o por crearse (inciso d del artículo 10 de la ley 10757).
El Consejo Directivo tendrá a su cargo la tarea de fijar los montos respectivos de los recursos mencionados, excepto los punitorios por mora, que serán fijados por el Tribunal de Conducta, y lo mencionado en el punto d), así como los recursos del punto k), que requerirán la aprobación expresa de la Asamblea.
IV – DEL CONSEJO DIRECTIVO
ARTÍCULO 6. El Consejo Directivo estará integrado por traductores poseedores de matrícula profesional en cualquier idioma, y estará compuesto por el presidente, cuatro vocales titulares y dos vocales suplentes. El desempeño en los cargos será ad honorem.
ARTÍCULO 7. El Consejo Directivo designará entre sus cuatro vocales titulares a quienes desempeñarán los cargos de vicepresidente, secretario general, secretario de matrícula y tesorero. Estos durarán en los cargos mientras ejerzan su mandato, sin que su reelección como vocales implique la continuidad en el cargo.
ARTÍCULO 8. El Consejo Directivo se reunirá, como mínimo, una vez por mes. Podrán asistir a las reuniones, sin voto, los vocales suplentes y también el miembro del Tribunal de Conducta designado, quienes están facultados para intervenir en las deliberaciones.
ARTÍCULO 9. Las convocatorias a reuniones se harán por secretaría general y se deberá anticipar el temario de asuntos por tratar. A solicitud de tres vocales, formulada por escrito, podrá realizarse una reunión que será convocada por citación especial cursada en un plazo no mayor a tres días hábiles después de efectuada la solicitud. En caso de urgencia, el presidente podrá convocar a reunión por sí, con las mismas formalidades que en los casos anteriores.
ARTÍCULO 10. Todo miembro del Consejo Directivo deberá concurrir puntualmente a las sesiones convocadas por secretaría general, según lo establecido en el artículo 9. En caso de ausencia injustificada a más de tres reuniones consecutivas o a cinco alternadas durante un año, el Consejo Directivo podrá, por unanimidad, suspenderlo en el ejercicio del cargo por un término que deberá fijarse o separarlo definitivamente e incorporar a un suplente.
ARTÍCULO 11. En caso de ausencia temporaria, debidamente justificada, de cualquier vocal por un término mayor a veinte días hábiles, el Consejo Directivo invitará a uno de los vocales suplentes a integrar el Consejo, con todos los deberes y atribuciones del cargo del titular. El reemplazante cesará automáticamente al reincorporarse el titular.
En caso de fallecimiento, renuncia, remoción, impedimento u otra causa de alejamiento definitivo de un vocal titular, los suplentes lo reemplazarán según decisión del Consejo. Este, a su vez, decidirá la conveniencia o no de llamar a asamblea extraordinaria para cubrir los cargos que dejaren vacantes los miembros suplentes, hasta completar el período.
ARTÍCULO 12. En caso de renuncia, fallecimiento u otra causa de alejamiento definitivo de más de dos vocales titulares, el Consejo Directivo deberá llamar a Asamblea Extraordinaria para cubrir esos cargos hasta completar el período.
ARTÍCULO 13. Si por cualquier causa quedare desintegrado el Consejo Directivo (cuando solo quedaren dos miembros titulares) y no fuera posible obtener cuórum con la incorporación de los suplentes, los miembros restantes continuarán con la gestión al solo efecto administrativo y para citar a Asamblea Extraordinaria, que deberá realizarse dentro de los cuarenta y cinco días corridos a partir de la desintegración. En la Asamblea Extraordinaria, se deberá elegir un nuevo Consejo Directivo, aun para los cargos que no hubieran quedado vacantes. La Asamblea determinará si el mandato es para completar el período o para iniciar otro nuevo, en cuyo caso deberá ajustarse el cese de los mandatos al cierre del ejercicio económico del Colegio.
ARTÍCULO 14. Los miembros del Consejo Directivo cesarán en sus cargos en la primera sesión posterior a la elección, en la que asumirán las nuevas autoridades y en la que las autoridades salientes harán entrega de los libros mencionados en el artículo 2, inciso b), debidamente completados, las llaves, documentación y demás bienes del Colegio. Se tomarán los recaudos necesarios para que las nuevas autoridades del Colegio registren sus firmas ante los bancos (artículo 15, inciso i), y Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación (artículo 15, inciso k), y anulen las de las autoridades salientes.
ARTÍCULO 15. Son deberes y atribuciones del Consejo Directivo: a) Cumplir y hacer cumplir lo establecido por la ley 10757, el presente Reglamento Interno, el Código de Ética, el Reglamento de Legalizaciones, el Reglamento de Matrícula y lo que dispongan las Asambleas. b) Ejecutar y hacer cumplir todos los actos que por ley y por este Reglamento Interno no queden expresamente reservados a las Asambleas y al Tribunal de Conducta. c) Interpretar y aclarar disposiciones legales concernientes a los traductores en general y, para ello, dictar resoluciones generales o especiales, las que serán debidamente publicadas para conocimiento de todos los colegiados, con cargo de dar cuenta a la Asamblea si su importancia así lo exigiera. d) Invitar a reunión una vez por mes al Tribunal de Conducta para interiorizarse sobre su accionar, para lo cual dicho Tribunal podrá elegir como representante a uno de sus miembros. e) Fijar los honorarios profesionales mínimos o arancel ético por traducciones (escritas u orales, y demás) y actuaciones profesionales, que constituirán una base orientativa para los matriculados. f) Fijar los montos de la matrícula, cuota periódica y habilitación transitoria, legalizaciones y certificaciones, reinscripción e inscripción para cursos, talleres, etc., de acuerdo con el artículo 5 del presente Reglamento Interno. g) Fijar fecha para el acto de juramento con una periodicidad no superior a los sesenta días, siempre y cuando hubiere algún postulante en condiciones de prestar juramento. h) Alquilar inmuebles, contratar personal y servicios previa consideración y aprobación del mismo Consejo Directivo, por un plazo que no exceda un ejercicio económico. Las contrataciones que por su naturaleza excedan un ejercicio económico serán aprobadas por asamblea. i) Abrir cuentas bancarias a nombre del Colegio, con la firma autorizada del presidente, secretario general y tesorero, y a la orden conjunta de dos de ellos. j) Nombrar comisiones internas, permanentes o transitorias, para el estudio previo de asuntos que se les sometan y obtener asesoramiento o colaboración sobre la siguiente lista, que no es taxativa y podrá ampliarse a juicio del Consejo Directivo o según las necesidades del Colegio: perfeccionamiento y actualización (cursos, conferencias, seminarios); biblioteca; revisión de cuentas (presupuesto de gastos y recursos); prensa y difusión (boletín informativo, comunicados de prensa y publicaciones en general, entre otros); relaciones públicas (conexiones con entidades afines u otras); ceremonial y protocolo, ejercicio de la profesión (interpretación del texto de la ley, asuntos legales, aranceles, entre otros); etc. Las designaciones para formar las comisiones internas son facultativas del Consejo Directivo. Sin embargo, no es obligación que estén integradas con miembros del Consejo. Estas comisiones tendrán carácter consultivo y su función será asesorar al Consejo Directivo. En caso de ser necesario, se podrá incorporar, en carácter de consultor, a un especialista o persona capacitada ajena al Colegio en el área que se necesite. El presidente del Consejo o el vicepresidente, en su caso, es miembro natural de todas las comisiones internas. k) Certificar las firmas de los matriculados y legalizar los dictámenes producidos por los profesionales e idóneos inscriptos. Las certificaciones y legalizaciones podrán ser suscriptas por cualquier miembro del Consejo Directivo, previo registro de sus firmas en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación.
V – DEL PRESIDENTE Y VICEPRESIDENTE
ARTÍCULO 16. El presidente tendrá los siguientes deberes y atribuciones: a) Convocará al Consejo Directivo, con intervención del secretario general. b) Presidirá las reuniones y deliberaciones, y desempatará en caso de igualdad de opiniones. c) Firmará las actas, certificados, cheques, órdenes de pago y todo otro documento que se otorgue en nombre del Colegio, refrendado por el secretario general, secretario de matrícula o tesorero, según corresponda. En ausencia o impedimento de estos, firmará el miembro del Consejo Directivo que lo reemplace. d) Firmará, juntamente con el secretario general o tesorero, según corresponda, la memoria, el inventario y el balance general. A su vez, preparará y firmará, en forma conjunta con el tesorero, el presupuesto de gastos y recursos, que deberán ser aprobados por el Consejo Directivo antes de someterlos a consideración de la Asamblea Ordinaria correspondiente.
ARTÍCULO 17. El vicepresidente reemplazará al presidente en caso de fallecimiento, renuncia, remoción, impedimento o delegación temporaria de este, con todos sus deberes y atribuciones. Si el reemplazo fuera definitivo, corresponderá elegir entre los vocales titulares a un nuevo vicepresidente, con cargo hasta completar el período.
ARTÍCULO 18. En caso de fallecimiento, renuncia, remoción, impedimento o ausencia del vicepresidente, el Consejo Directivo designará entre sus vocales titulares o suplentes a quien haya de sucederlo transitoriamente o hasta completar el período, con sus mismos deberes y atribuciones.
VI – DEL SECRETARIO GENERAL
ARTÍCULO 19. El secretario general tendrá los siguientes deberes y atribuciones: a) Tendrá a su cargo el movimiento de correspondencia enviada y recibida, y todas las comunicaciones en general. b) Citará a las reuniones del Consejo Directivo y a las asambleas, juntamente con el presidente. c) Será el jefe inmediato del personal administrativo. d) Refrendará la firma del presidente en todos los actos. e) Tendrá a su cargo la redacción de la memoria y de las actas de las reuniones del Consejo Directivo, y de las asambleas. f) Antes del ingreso a asamblea, requerirá a los matriculados la firma del libro de asistencia, previa comprobación de pago de la última cuota periódica correspondiente.
ARTÍCULO 20. En caso de ausencia temporaria, debidamente justificada, por un término mayor a 20 días hábiles, el secretario general titular será reemplazado transitoriamente, con sus mismos derechos y atribuciones, por un vocal titular o suplente hasta tanto se reintegre. En caso de fallecimiento, renuncia, remoción, impedimento u otra causa de alejamiento definitivo, el Consejo Directivo designará entre sus vocales titulares o suplentes, a quien haya de sucederlo, transitoriamente o hasta completar el período, con sus mismos deberes y atribuciones. En esta situación, el Consejo Directivo decidirá la conveniencia o no de llamar a Asamblea Extraordinaria, según lo establecido en el artículo 11 del presente Reglamento Interno.
VII – DEL TESORERO
ARTÍCULO 21. El tesorero tendrá los siguientes deberes y atribuciones: a) Controlará y registrará los ingresos y egresos. b) Hará los pagos ordinarios y los que se autoricen en forma especial. c) Proyectará, en forma conjunta con el presidente, el presupuesto de gastos y recursos anuales. d) Preparará y firmará, juntamente con el presidente o secretario general, los cheques, cuentas, inventarios y balances, y todo documento que se relacione con el movimiento de fondos del Colegio.
ARTÍCULO 22. En caso de ausencia temporaria, debidamente justificada, por un término mayor de 20 días hábiles, el Consejo Directivo invitará a uno de los miembros titulares o suplentes a sustituirlo transitoriamente, con todos los deberes y atribuciones del cargo, hasta tanto se reintegre el tesorero titular. En caso de fallecimiento, renuncia, remoción, impedimento u otra causa de alejamiento definitivo, el Consejo Directivo designará entre sus vocales titulares o suplentes a quien haya de sucederlo, transitoriamente o hasta completar el período, con sus mismos deberes y atribuciones. En esta situación, el Consejo Directivo decidirá la conveniencia o no de llamar a Asamblea Extraordinaria, según lo establecido en el artículo 11 del presente Reglamento Interno.
VIII – DEL SECRETARIO DE MATRÍCULA
ARTÍCULO 23. El secretario de matrícula tendrá los siguientes deberes y atribuciones: a) Se hará cargo del análisis y control de los títulos y certificados de estudio que se presenten al Colegio para la inscripción en la matrícula. b) Asesorará al Consejo Directivo en los casos de denegatoria. c) Intervendrá en todo expediente o asunto concerniente a la matrícula y que deba resolver el Consejo Directivo, y producirá un dictamen previo sobre cada caso. d) Tomará el juramento profesional. En caso de impedimento, será reemplazado por el vocal que corresponda. e) Confeccionará para las elecciones un padrón de matriculados, en el que figurarán los nombres de los matriculados en condiciones de votar, su número de matrícula, su domicilio según los registros y su número de documento de identidad.
ARTÍCULO 24. En caso de ausencia temporaria, debidamente justificada, por un término mayor de 20 días hábiles, será reemplazado por un vocal titular o suplente, con todos los deberes y atribuciones del cargo y hasta tanto se reintegre el secretario de matrícula titular. En caso de fallecimiento, renuncia, remoción, impedimento u otra causa de alejamiento definitivo, el Consejo Directivo designará entre sus vocales titulares o suplentes a quien haya de sucederlo, transitoriamente o hasta completar el período, con sus mismos deberes y atribuciones. En esta situación, el Consejo Directivo decidirá la conveniencia o no de llamar a Asamblea Extraordinaria, según lo establecido en el artículo 11 del presente Reglamento Interno.
IX – DE LOS VOCALES SUPLENTES
ARTÍCULO 25. Los vocales suplentes podrán concurrir a las reuniones del Consejo Directivo con derecho a voz pero no a voto, y su asistencia a los efectos del cuórum no será computable. No obstante, se aconseja su presencia.
ARTÍCULO 26. Los vocales suplentes, al igual que todos los miembros del Consejo Directivo, podrán certificar y legalizar la firma y sello de los traductores matriculados en los trabajos presentados a ese fin (artículo 8, inciso d, de la ley 10757, y artículo 15 del presente Reglamento Interno), previo registro de sus firmas en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación.
ARTÍCULO 27. El vocal suplente reemplazará al vocal titular, a requerimiento del Consejo Directivo, en el caso de ausencia temporaria por un término mayor a 20 días hábiles, con todos los deberes y atribuciones del cargo, hasta tanto se reintegre el vocal titular. El reemplazante cesará automáticamente al reincorporarse el titular. En caso de fallecimiento, renuncia, remoción, impedimento u otra causa de alejamiento definitivo, el Consejo Directivo designará entre sus Vocales titulares o suplentes a quien haya de sucederlo, transitoriamente o hasta completar el período, con sus mismos deberes y atribuciones. En esta situación, el Consejo Directivo decidirá la conveniencia o no de llamar a la Asamblea Extraordinaria, según lo establecido en el artículo 11 del presente Reglamento Interno.
X – DE LOS MATRICULADOS
ARTÍCULO 28. Los traductores e idóneos aspirantes a la matrícula profesional o matrícula transitoria prestarán juramento utilizando una de estas tres fórmulas: a) por Dios, la Patria y estos Santos Evangelios; b) por Dios y la Patria; c) por la Patria y el honor. Cuando el aspirante no tuviere ciudadanía argentina, donde dice «Patria» deberá decirse «la República Argentina».
ARTÍCULO 29. Los traductores e idóneos debidamente inscriptos en la matrícula profesional, conforme a lo establecido en la ley 10757, tienen los siguientes deberes y atribuciones, además de lo que expresamente les fija este cuerpo legal: a) Tomar parte en las Asambleas, con voz y voto, y desempeñar los cargos para los que hubieren sido elegidos, salvo impedimento justificado ante el Consejo Directivo. b) Formular por escrito al Consejo Directivo todas las consultas o quejas que estimaren convenientes, y someter a consideración de este proyectos y otras sugerencias que consideraren beneficiosas para el Colegio. c) Solicitar la convocatoria a Asamblea Extraordinaria, conforme a lo dispuesto en el título XI («De las asambleas») del presente Reglamento Interno. d) Mantenerse informado por medio de la publicación periódica del Colegio, así como por cualquier otra forma de comunicación de carácter profesional que se les envíe, sin tener derecho a alegar ignorancia. e) Abonar en término la cuota periódica. f) Respetar los reglamentos y el Código de Ética, así como los aranceles éticos que emita el Colegio en resguardo del ejercicio de la profesión. g) Comunicar todo cambio de domicilio dentro de los 30 días de producido.
ARTÍCULO 30. Además de las matrículas otorgadas conforme a lo previsto en los artículos 4 y 29 de la ley 10757, se otorgará la matrícula transitoria, según lo establece el artículo 28 de la mencionada ley.
ARTÍCULO 31. Los matriculados en la categoría de idóneos tendrán los mismos derechos y atribuciones que los inscriptos, según el artículo 4 de la ley 10757.
ARTÍCULO 32. Los idóneos con matrícula transitoria estarán sujetos a las normas del Colegio mientras dure su habilitación, conforme a lo establecido en la ley 10757 y no podrán formar parte del Consejo Directivo. Los aspirantes a esta categoría deberán cumplir con los requisitos fijados en el Reglamento de Matrícula en sus artículos 13 y 15. El monto del derecho de habilitación será fijado por el Consejo Directivo, según el artículo 5 del presente Reglamento Interno.
ARTÍCULO 33. Los matriculados no podrán tomar contacto, en nombre del Colegio, con otros organismos análogos ni con instituciones de nivel nacional o internacional si no es por autorización expresa y por escrito del Consejo Directivo.
XI – DE LAS ASAMBLEAS ORDINARIAS Y EXTRAORDINARIAS
ARTÍCULO 34. La Asamblea es la autoridad máxima del Colegio y estará integrada por todos los traductores e idóneos inscriptos en la matrícula, como se especifica en los artículos 4, 28 y 29 de la ley 10757, que estén al día con el pago de la cuota periódica y sobre los cuales no pesen sanciones.
ARTÍCULO 35. El secretario general o la persona designada por el Consejo Directivo para reemplazarlo controlará que los matriculados que ingresan se encuentren en condiciones de participar de la Asamblea y les requerirá firmar el libro de asistencia a asamblea para determinar el cuórum (artículo 19 del presente Reglamento Interno).
ARTÍCULO 36. Además de lo establecido en los artículos 12 y 13 de la ley 10757 respecto de las asambleas, estas se realizarán conforme a las siguientes disposiciones: a) La Asamblea Ordinaria tendrá lugar dentro de los 120 días corridos del cierre del ejercicio económico, que se fija el 31 de diciembre de cada año. b) La convocatoria a Asamblea se realizará con 15 días de anticipación, como mínimo, mediante publicación en diarios locales. c) La convocatoria incluirá fecha, hora y lugar de realización, así como el orden del día que se tratará. Los documentos pertinentes se pondrán a disposición de los matriculados con anticipación. d) La Asamblea se iniciará con la designación del presidente de la Asamblea y de dos asambleístas para firmar el acta, juntamente con el presidente y el secretario general del Consejo Directivo. e) Quien asuma la presidencia tendrá voz pero no voto, salvo en caso de empate. f) Cuando se deban aprobar la memoria y el balance, los integrantes del Consejo Directivo tendrán voz pero no voto. g) Los idóneos con matrícula transitoria tendrán voz pero no voto.
XII – DE LAS ELECCIONES
ARTÍCULO 37. La elección de las autoridades tendrá lugar durante la asamblea ordinaria. Las autoridades de la Asamblea actuarán como autoridades del acto eleccionario y se sumará a ellas un fiscal por cada lista presentada.

ARTÍCULO 38. La votación se hará por lista completa y el Consejo Directivo deberá notificar, con 40 días de anticipación a la realización del acto, que queda abierto el período de presentación de listas. Estas podrán ser presentadas hasta 20 días antes de la elección. Las listas oficializadas se pondrán a disposición de los matriculados en la sede del Colegio con 15 días de anticipación.
ARTÍCULO 39. Para las elecciones, se elaborará un padrón de matriculados en el cual constará el número de matrícula, el nombre completo, el domicilio según los registros y el número de documento de identidad acreditado Los candidatos deberán figurar en el padrón.
ARTÍCULO 40. En la votación, se utilizarán sobres oficiales sellados por el Colegio y firmados por uno de los encargados de las mesas receptoras de votos. No se computarán los que estuvieren en otro sobre ni tampoco los introducidos en la urna sin sobre, o si careciera este de la firma del encargado de la mesa.
ARTÍCULO 41. El voto será personal y secreto, y el matriculado deberá asentar su firma en el padrón de votantes una vez emitido su voto, acreditando su identidad con documento personal y credencial del Colegio.
ARTÍCULO 42. El escrutinio se efectuará a la vista de los presentes inmediatamente después de finalizado el acto eleccionario. Este será realizado por las autoridades de la Asamblea y un representante de cada una de las listas. La lista ganadora será determinada por simple pluralidad de sufragios. Las nuevas autoridades asumirán lo establecido en el artículo 14 del presente Reglamento Interno.
ARTÍCULO 43. Para los casos de cubrimiento de cargos vacantes, la elección se hará en Asamblea Extraordinaria (artículos 11, 12 y 13 del presente Reglamento Interno), para lo cual el Consejo Directivo deberá notificar a los matriculados, con más de 30 días de anticipación, cuáles son los cargos por cubrir.
ARTÍCULO 44. Las candidaturas se recibirán hasta 20 días antes de la Asamblea Extraordinaria, y las formalidades de la votación y del escrutinio serán iguales que en el caso de las elecciones ordinarias.
ARTÍCULO 45. Si hubiere impugnaciones u objeciones al acto eleccionario, se las deberá formular en ese momento y por escrito, y serán juzgadas por la Inspección General de Persona Jurídica.
XIII – DEL CUERPO DIRECTIVO
ARTÍCULO 46. El Cuerpo Directivo se regirá por las disposiciones contenidas en el artículo 27 de la ley 10757.
XIV – DEL TRIBUNAL DE CONDUCTA
ARTÍCULO 47. El Tribunal de Conducta se regirá por las disposiciones contenidas en los artículos 18, 19, 20, 21, 22, 23 y 24 de la ley 10757 y por su reglamento.

Reglamento de Matriculación

I – DE LOS TRADUCTORES
ARTÍCULO 1. Toda persona que posea título habilitante de traductor, conforme a lo establecido en el artículo 4, inciso b, de la ley 10757 de la provincia de Santa Fe, y que cumpla con las condiciones que se especifican más adelante, podrá inscribirse en la matrícula del Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe, Primera Circunscripción, como traductor del idioma en que se haya capacitado.
ARTÍCULO 2. El titular de diploma(s) que solicite su inscripción en la matrícula deberá cumplir con los siguientes requisitos: a) Llenar personalmente la solicitud de inscripción, una por cada idioma, de conformidad con los diplomas que posea. b) Presentar la siguiente documentación: – original y fotocopia doble faz del título o certificado de estudio; – documento de identidad (L.E., L.C., D.N.I. o C.I.) y fotocopia, cuyos nombres y apellidos coincidan con los que figuran en el diploma o certificado; – tres (3) fotografías tipo carnet (3×3); – certificado de buena conducta. c) Abonar los derechos de matriculación, la cuota periódica del Colegio de Traductores y el costo de la credencial correspondiente, ajustándose a los montos que estuvieren en vigencia en el momento de la inscripción. En caso de solicitarse matriculación en más de un idioma, deberá abonarse el derecho de matrícula por cada idioma, pero se abonará una sola cuota anual; es decir, el traductor abonará un (1) derecho de matrícula por cada idioma en el que se registre y abonará una (1) única cuota periódica (esto es, una anualidad) independientemente de la cantidad de idiomas registrados. d) Constituir domicilio legal en jurisdicción de la ciudad de Santa Fe.
ARTÍCULO 3. Los diplomas o certificados de estudio que no hubieren sido expedidos por establecimientos de enseñanza universitaria o terciaria de la provincia de Santa Fe deberán estar legalizados por el Ministerio de Cultura y Educación de la Nación.
ARTÍCULO 4. Los titulares de diplomas extranjeros revalidados deben acompañarlos con una copia de la correspondiente resolución del Ministerio de Cultura y Educación de la Nación o de la universidad que hubiere dispuesto la reválida.
ARTÍCULO 5.: En el sello profesional figurarán los siguientes datos: a) Nombre(s) y apellido completo del profesional. b) La leyenda «Traductor». c) El idioma en que se haya matriculado. d) El número de matrícula. Si se matriculara como traductor de varios idiomas, deberá tener un sello y un número de matrícula independientes para cada idioma.
ARTÍCULO 6. Los traductores deberán prestar el juramento profesional de ley, de acuerdo con una de las tres fórmulas de juramento establecidas en el artículo 28 del reglamento del Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe.
ARTÍCULO 7. En un plazo no mayor de 30 días posteriores a la fecha del juramento, el traductor deberá registrar su firma y su sello profesional en el registro correspondiente. Esta firma será actualizada cada diez años o cuando las autoridades del Colegio lo juzgaren conveniente.
ARTÍCULO 8. El Colegio entregará al traductor una credencial que acredita su condición de tal, que llevará la firma y fotografía del titular, nombre completo, tipo y número de documento de identidad, idioma(s) en que se matriculó y número(s) de matrícula(s) profesional(es). Esta credencial llevará la firma del presidente del Consejo Directivo del Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe, Primera Circunscripción, o de quien lo reemplace.
II – DE LOS IDÓNEOS
ARTÍCULO 9. De conformidad con lo establecido en el artículo 29 de la ley 10757 de la provincia de Santa Fe, se autoriza la matriculación de todos los idóneos inscriptos en la matrícula que obraba en la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe. Tal trámite se realizará por única vez y por el término de treinta (30) días a partir de la fecha de inicio de la matriculación. Para ello, el aspirante a la matrícula deberá cumplir con los requisitos enunciados en el artículo 2 del presente reglamento.
ARTÍCULO 10. En el sello figurarán los siguientes datos: a) Nombre y apellido completo del idóneo. b) La leyenda «Idóneo». c) El idioma en que se haya matriculado. d) Número de matrícula. Si se matriculara como idóneo en varios idiomas, deberá tener un sello y un número de matrícula independientes para cada idioma.
ARTÍCULO 11. El Colegio de Traductores entregará a los inscriptos en esta categoría una credencial similar a la de los traductores, en la que constará su carácter de idóneo.
III – DE LA MATRÍCULA TRANSITORIA
ARTÍCULO 12. El Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe, Primera Circunscripción, otorgará matrícula transitoria a los idóneos para los que no exista traductor matriculado alguno dentro del ámbito de la provincia de Santa Fe, de acuerdo con lo establecido en el Artículo 28 de la ley 10757 de la provincia de Santa Fe.
ARTÍCULO 13. En casos especiales no previstos en este reglamento o cuando el traductor matriculado se encontrara ausente o se declarara prescindente, y a los efectos de no perjudicar a terceros, el Consejo Directivo se reserva el derecho de otorgar matrícula transitoria.
ARTÍCULO 14. La matrícula transitoria tiene validez por seis (6) meses y es renovable, siempre que durante dicho período no se hubiere inscripto traductor alguno en la matrícula profesional.
ARTÍCULO 15. El aspirante a una matrícula transitoria deberá presentar, como prueba de idoneidad, los siguientes antecedentes debidamente probados y el Colegio le otorgará el puntaje que se detalla a continuación: a) Título habilitante de traductor, expedido por universidad extranjera, que no esté revalidado en la República Argentina (2 puntos). b) Título de traductor en otro idioma emitido por un establecimiento educativo universitario o terciario, nacional o provincial (2 puntos). c) Certificado de idoneidad como traductor, expedido por una universidad extranjera o por un organismo/empresa nacional o internacional (1 punto). d) Aval de idoneidad como traductor, expedido por la representación diplomática del país en cuyo idioma se solicita la matrícula (1 punto). e) Constancia de haber prestado servicios como traductor oficial en forma permanente y por un lapso no inferior a tres (3) años en una dependencia de la representación diplomática del país en cuyo idioma se solicita la matrícula, o en una institución/organismo público o privado, nacional o extranjero (2 puntos). f) Constancia de trabajos de traducción realizados (hasta 1 punto) o publicados (hasta 2 puntos) en el idioma extranjero en cuestión o del idioma extranjero al español o de dicho idioma extranjero a otro idioma cualquiera. g) Constancia de asistencia a un mínimo de tres (3) cursos de especialización o perfeccionamiento en la traducción de documentos públicos o técnicos-científicos (1 punto). h) En todos los casos, deberá poseer un título secundario o equivalente.
ARTÍCULO 16. El aspirante a una matrícula transitoria deberá acreditar los antecedentes necesarios para reunir, como mínimo, tres (3) puntos. Las certificaciones expedidas en idioma extranjero deberán ser presentadas con su correspondiente traducción. En situaciones excepcionales y a los efectos de no perjudicar a terceros, la decisión final de otorgar o no la matrícula recaerá en el Consejo Directivo del Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe.
ARTÍCULO 17. El aspirante a una matrícula transitoria deberá cumplir con los siguientes requisitos: a) Llenar personalmente la solicitud de inscripción. b) Presentar la siguiente documentación: — carpeta de antecedentes; — documento de identidad (L. E., L. C., D. N. I. o C. I.) y fotocopia, cuyos nombres y apellidos coincidan con los que figuran en el (los) diploma(s) o certificado(s); — tres (3) fotografías tipo carnet (3x3); — certificado de buena conducta. c) Abonar, en el momento de la inscripción o renovación, los derechos de la matriculación transitoria o de renovación de esta, así como los aranceles administrativos que el Consejo Directivo disponga. d) Constituir domicilio legal en jurisdicción de la ciudad de Santa Fe.
ARTÍCULO 18. El Colegio de Traductores entregará al inscripto en esta categoría una credencial similar a la de los traductores matriculados, en la que constará su carácter de matriculado transitorio.
ARTÍCULO 19. En el sello figurarán los siguientes datos: a) nombre(s) y apellido completo del idóneo; b) la leyenda «Matrícula transitoria»; c) el idioma en que se haya matriculado; d) el número de matrícula.
IV – DE LA SUSPENSIÓN Y CANCELACIÓN DE LA MATRÍCULA
Suspensión de la matrícula
ARTÍCULO 20.: La suspensión de la matrícula de traductor o de idóneo, así como la suspensión de la matrícula transitoria, es atribución exclusiva de las autoridades del Colegio de Traductores.
ARTÍCULO 21. Son causas de suspensión de la matrícula de traductor o de idóneo las siguientes: a) impedimento grave transitorio durante el tiempo que durare tal incapacidad; b) sanciones emanadas del Colegio de Traductores a través de su Tribunal de Conducta por faltar a la ética profesional, de acuerdo con lo establecido en el Reglamento de Ética de este Colegio. c) La falta de pago de una anualidad de las cuotas periódicas, hasta tanto el traductor o idóneo regularice su situación.
ARTÍCULO 22. Son causas de suspensión de la matrícula transitoria las mencionadas en los puntos a) y b) del artículo precedente.

Cancelación de la matrícula
ARTÍCULO 23. Se cancelará la matrícula de traductor o idóneo en los siguientes casos: a) por pedido de parte; b) por disposición de las autoridades del Colegio de Traductores.
ARTÍCULO 24. Son causas de cancelación de la matrícula de traductores, idóneos y personas con matrícula transitorias las siguientes: a) fallecimiento o impedimento permanente; b) fijación de domicilio fuera del ámbito de la provincia de Santa Fe; c) sanciones emanadas del Tribunal de Conducta del Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe o de cualquier otro Colegio de traductores del país por falta reiterada a la ética profesional, de acuerdo con lo establecido en el Reglamento de Ética; d) inhabilitación por delitos penales, civiles, comerciales o administrativos; e) falta de pago de dos anualidades de cuotas periódicas; f) caducidad de la matrícula transitoria una vez transcurrido el plazo estipulado.
V – DE LA REHABILITACIÓN, RENOVACIÓN Y REINSCRIPCIÓN DE LA MATRÍCULA
Rehabilitación profesional
ARTÍCULO 25. Tendrán derecho a solicitar la rehabilitación de su matrícula profesional los traductores que se encuentren en la siguiente situación: a) haber cumplido la sanción impuesta por el Tribunal de Conducta del Colegio de Traductores de Santa Fe, Primera Circunscripción, o por cualquier otro colegio de traductores en el ámbito nacional; b) haber regularizado su situación respecto del pago de las cuotas periódicas.

Renovación de la matrícula transitoria
ARTÍCULO 26. Tendrán derecho a solicitar la renovación de su matrícula transitoria aquellas personas que lo solicitaren, siempre que en el ínterin no se hubiere inscripto traductor alguno en la matrícula y en cuanto a juicio del Consejo Directivo del Colegio de Traductores correspondiere.

Reinscripción en la matrícula
ARTÍCULO 27. Tendrá derecho a solicitar la reinscripción en la matrícula el traductor o idóneo en las siguientes situaciones: a) Cuando hubiere fijado nuevamente domicilio en la provincia de Santa Fe. b) Una vez transcurridos los cuatro (4) años a partir de la resolución firme que ordenó la cancelación, si a juicio del Consejo Directivo del Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe, Primera Circunscripción, así correspondiere. c) Cuando se hubiere rehabilitado después de haber sido sancionado por delitos penales, civiles, comerciales o administrativos. d) Una vez regularizada su situación originada por mora en el pago de las cuotas periódicas.

Código de Ética

PREÁMBULO
Es el propósito del presente Código enunciar los principios morales que deben guiar la actitud y regir la conducta del traductor en el desempeño de su profesión. Para ello se proporciona al cuerpo colegiado un conjunto de normas éticas para evitar que se comprometa el honor y la probidad del profesional o de este Colegio, así como la imagen de la profesión. Las presentes normas éticas no excluyen otras no enunciadas expresamente, pero que surgen del ejercicio profesional digno y correcto. No debe interpretarse que este Código admite lo que no prohíbe expresamente.
ÁMBITO DE APLICACIÓN
ARTÍCULO 1. Estas normas regirán en la provincia de Santa Fe —Primera Circunscripción—, de acuerdo con lo establecido en la Ley Provincial N.º 10757 para el ejercicio de la profesión de traductor, en las incumbencias establecidas en sus artículos 2 y 3. Asimismo, serán de cumplimiento obligatorio para todos los matriculados, ya sea que se trate de traductores, intérpretes, idóneos o personas con una matrícula transitoria.
DISPOSICIONES GENERALES
ARTÍCULO 2. El matriculado se compromete, con el juramento de ley, a respetar las disposiciones de la Ley Provincial N.º 10757, las normas y el espíritu de este Código, y a cumplirlas fiel y lealmente en su actuación profesional, cualquiera sea el ámbito en que se desarrollen sus actividades.
ARTÍCULO 3. El matriculado acatará, en su fondo y en su forma, las resoluciones de la Asamblea, del Consejo Directivo y del Tribunal de Conducta, sin mengua de los derechos que le otorga el artículo 36 del presente Código.
ARTÍCULO 4. El ejercicio de la profesión debe ser consciente y digno. El matriculado se abstendrá de intervenir en asuntos respecto de los cuales carezca de conocimientos. En su defecto, investigará, estudiará y se asesorará hasta haber adquirido la formación e información necesarias para un desempeño profesional intachable.
<ARTÍCULO 5. El matriculado tendrá como norma permanente de conducta y finalidad de su actuación traducir o interpretar fielmente el discurso original y no utilizar el ejercicio profesional para distorsionarlo.
ARTÍCULO 6. El matriculado actuará con absoluta objetividad, imparcialidad e independencia.
ARTÍCULO 7. Todas las traducciones, ratificaciones o dictámenes, escritos o verbales, serán fieles y completos, y estarán expresados con claridad y precisión.
ARTÍCULO 8. El matriculado no debe intervenir cuando su actuación profesional permita, ampare o facilite actos punibles o contrarios a la ley y el orden público. Tampoco debe intervenir cuando su actuación profesional pueda utilizarse para confundir o sorprender la buena fe de terceros o usarse en forma contraria a los intereses de la profesión.
ARTÍCULO 9. El matriculado no firmará traducciones de o a un idioma en el cual no estuviere matriculado.
ARTÍCULO 10. El matriculado solo firmará traducciones realizadas por él o bajo su directa supervisión.
ARTÍCULO 11. El matriculado no permitirá que otra persona ejerza la profesión en su nombre ni facilitará que persona alguna pueda aparecer como profesional sin serlo.
ARTÍCULO 12. El matriculado asumirá la responsabilidad total del contenido de la traducción que firma. No podrá alegar error, omisión o faltas imputables al escribiente o a otras personas bajo su dirección como excusa por errores o inexactitudes en el texto de la traducción.
ARTÍCULO 13. El matriculado no actuará en representación del Colegio de Traductores, amparándose en los títulos o designaciones de cargos que eventualmente desempeñe en el Consejo Directivo, en el Tribunal de Conducta o en otras entidades representativas de la profesión, a menos que haya sido expresamente designado para ello.
ARTÍCULO 14. Todo matriculado está obligado a preservar el prestigio y los intereses del Colegio. Por lo tanto, deberá abstenerse de realizar acciones o manifestaciones que pudieren lesionar a la institución o a sus miembros, ya sea desde el ejercicio de cargos en la conducción, como miembro (matriculado que no desempeña cargos en la Comisión Directiva), como asesor, administrativo o cualquier otra función auxiliar que en el futuro pudiere requerirse desde el Colegio de Traductores.
ARTÍCULO 15. Todas las acciones que se estimen contrarias a los intereses y al prestigio del Colegio o a sus miembros, constituyan o no delito, y que no estuvieren expresamente contempladas en el presente Código, serán sometidas a consideración del órgano competente.
CONDUCTA PROFESIONAL
ARTÍCULO 16. El matriculado considerará por igual los compromisos verbales y escritos, que serán de estricto cumplimiento. En casos especiales, el matriculado podrá exigir la firma de un contrato.
ARTÍCULO 17. El matriculado no interrumpirá la prestación de sus servicios profesionales sin comunicarlo al cliente con antelación razonable, salvo que circunstancias especiales lo impidan.
ARTÍCULO 18. Cuando el matriculado tenga un interés personal de cualquier tipo que se pueda contraponer al del cliente, no desempeñará tarea profesional alguna sin informar a este previamente sobre el particular.
ARTÍCULO 19. Cuando, en el ejercicio de sus actividades públicas o privadas, el matriculado hubiese intervenido en un determinado asunto, debe comunicar esta situación si tuviese que prestar sus servicios profesionales directa o indirectamente a la contraparte en el mismo asunto, y respetará fielmente lo establecido en el artículo 16 del presente Código de Ética.
ARTÍCULO 20. La relación entre profesional y cliente debe desarrollarse dentro de la más absoluta reserva y confianza. El matriculado guardará estricto secreto profesional y no divulgará asunto alguno sin la autorización expresa de su cliente. Tampoco utilizará, en su propio favor o en el de terceros, el conocimiento de los asuntos del cliente, adquirido durante el ejercicio de su labor profesional.
ARTÍCULO 21. El matriculado estará relevado de su obligación de guardar secreto profesional cuando imprescindiblemente deba revelar sus conocimientos para su defensa personal, o cuando le sea requerido por la justicia, en la medida en que la información que proporcione sea insustituible.
ARTÍCULO 22. El matriculado podrá utilizar en trabajos de investigación y perfeccionamiento toda pieza o documento que le haya sido confiada en el ejercicio de su profesión, siempre que tome los recaudos necesarios para proteger el anonimato de las personas involucradas en tales documentos. En todos los casos deberá respetar lo normado por el artículo 20 del presente.
ARTÍCULO 23. El matriculado no debe actuar en instituciones de enseñanza que promocionen sus actividades mediante publicidad o procedimientos engañosos, o que emitan títulos o certificados que induzcan a confusión con el título profesional habilitante de que trata la ley 10757.
CONDUCTA INTERPROFESIONAL
ARTÍCULO 24. El matriculado no buscará atraer de mala fe a los clientes de un colega, pero podrá prestar sus servicios cuando estos le sean requeridos por el cliente. En este último caso, el cliente asumirá la total responsabilidad ante cualquier acción legal que pudiera iniciar el colega que se considere perjudicado.
ARTÍCULO 25. El matriculado debe actuar con plena conciencia del deber de solidaridad profesional. No debe emitir juicios ni manifestaciones que pudieran menoscabar la idoneidad, prestigio o moralidad de otro profesional matriculado.
ARTÍCULO 26. El matriculado no supervisará ni corregirá los trabajos de otro colega, ya sea en forma gratuita u onerosa, sin poner a este en conocimiento de tal situación en forma fehaciente, se trate de traducciones públicas o no.
ARTÍCULO 27. Las asociaciones entre traductores, inscriptas o constituidas para desarrollar sus actividades profesionales, deben dedicarse como tales exclusivamente a dichas actividades.
ARTÍCULO 28. Toda publicidad en la que se ofrezcan servicios profesionales debe hacerse de modo que no menoscabe la dignidad de la profesión ni la de los colegas, y limitarse a enunciar aquellos datos que se refieran estrictamente a la actividad del traductor.
HONORARIOS
ARTÍCULO 29. El matriculado no convendrá por sus servicios honorarios inferiores a los que fija el arancel ético sugerido por el Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe.
ARTÍCULO 30. El matriculado no reclamará participaciones ni comisiones por asuntos que, en el ejercicio de la actividad profesional, encomiende a otros colegas. Exceptúanse las que corresponden a la ejecución conjunta de una labor o las que surjan de la participación en asociaciones profesionales. Tampoco reclamará comisiones ni participaciones por negocios, asuntos u operaciones que, con motivo de su actividad profesional, proporcione a graduados en otras carreras o a terceros.
ARTÍCULO 31. El matriculado que derive a un colega la ejecución total o parcial de tareas de traducción o de interpretación que le hubieren sido encomendadas, acordará previamente los honorarios que este último percibirá por su trabajo. Tales honorarios no diferirán sustancialmente de los aranceles éticos aprobados por el Consejo Directivo del Colegio y vigentes en ese momento.
ARTÍCULO 32. Cuando el matriculado actúe por derivación de otro profesional, debe abstenerse de percibir honorarios o cualquier otra retribución del cliente sin autorización del colega que le encomendó la tarea.
SANCIONES
ARTÍCULO 33. Toda transgresión a las normas y al espíritu del presente Código de Ética será pasible de las sanciones enumeradas en el artículo 24 de la Ley Provincial N.º 10757, a saber: a. advertencia privada (personal), por escrito; b. apercibimiento por escrito, con publicación de la resolución; c. suspensión de hasta tres (3) años en el ejercicio de la profesión; d. cancelación de la matrícula.
ARTÍCULO 34. Corresponde al Tribunal de Conducta determinar, en cada caso, cuál será la sanción que se aplicará. Serán consideradas, para la graduación de la sanción disciplinaria, las distintas circunstancias del caso, especialmente si se hubieren registrado o no antecedentes de otras sanciones en el ámbito de la provincia de Santa Fe o en otra parte del país.
ARTÍCULO 35. Las sanciones con cancelación de matrícula serán oportunamente comunicadas a todos los demás Colegios de Traductores del país.
ARTÍCULO 36. El matriculado podrá actuar contra las sanciones impuestas, según lo establecido en el artículo 25 de la Ley Provincial N.º 10757.
ARTÍCULO 37. La prescripción de las acciones derivadas de violaciones al presente Código de Ética operará a los tres (3) años de haberse producido el hecho que le dio origen. La prescripción se interrumpe por los actos procesales tendientes a la dilucidación o el esclarecimiento del hecho violatorio, o por la comisión de otra violación al presente Código.

Reglamento de Legalizaciones

En resguardo de la seguridad del traductor respecto de que no se sustituyan fojas de su traducción, o se adjunten ejemplares del documento fuente diferentes del utilizado, o se inserten o sustituyan una o más fojas con posterioridad a la realización de la traducción y, asimismo, teniendo en cuenta que toda traducción de carácter público debe estar siempre en condiciones de ser legalizada –aunque este trámite no se requiera en el momento– el Consejo Directivo del Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe, Primera Circunscripción, con el asesoramiento de la Comisión de Revisión del Reglamento de Legalizaciones , de conformidad con las atribuciones conferidas por el artículo 8, inciso d) de la Ley Provincial 10757, establece el siguiente Reglamento de Legalizaciones que regirá a partir del 2 de mayo de 2017.
DE LAS FACULTADES DEL CTPSFPC | Se certificarán las firmas y los sellos, y se legalizarán las traducciones, ratificaciones y dictámenes de los profesionales matriculados en el Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe, Primera Circunscripción, que tengan al día el pago de su cuota y no se encuentren inhabilitados, con excepción de los casos contemplados en el artículo tercero del presente reglamento. En ningún caso, el Colegio se expedirá sobre el contenido del documento fuente ni sobre el contenido de los documentos suscriptos por el traductor matriculado que hayan sido presentados para legalizar.
DEL FORMATO DE LA TRADUCCIÓN | La traducción deberá estar precedida por el instrumento fuente que se traduce y se encabezará con el título de «TRADUCCIÓN PÚBLICA» en castellano, independientemente de los idiomas del documento fuente y de la traducción. Si la traducción es a idioma extranjero, se deberá incluir el título en ese idioma. Se sugiere que al menos la primera hoja de la traducción sea en una hoja membretada oficial del CTPSFPC. El texto de la traducción no deberá contener espacios en blanco, los cuales deberán ser cubiertos con guiones. Quedan exceptuados del requisito de llenar los espacios en blanco –a criterio del traductor– los balances o cualquier otro documento de características singulares en los que sea necesario omitir el llenado de dichos espacios para respetar la diagramación del documento original. No se legalizarán traducciones realizadas sobre papel termosensible (papel de fax) o cartulina, ni las realizadas en hojas con membretes que no pertenezcan al CTPSFPC. Se sugiere que la intervención de las firmas y los sellos del traductor y del CTPSFPC sean en color azul. Los reversos en blanco de las páginas de la traducción deberán ser anulados con una raya transversal y contener el sello del traductor. Alternativamente, en lugar de anular los reversos en blanco, se deberá consignar en la fórmula de cierre la cantidad de páginas utilizadas. Asimismo, se sugiere foliar las hojas de la traducción con el fin de maximizar el nivel de seguridad. La traducción deberá finalizar con la fórmula de cierre que indique el idioma del documento fuente, el idioma al cual ha sido traducido y el lugar y la fecha en que se realizó la traducción. Cuando se tratare de traducciones a un idioma extranjero, la fórmula de cierre deberá redactarse en ambos idiomas; en primer lugar, en el idioma extranjero y, a continuación, en castellano. La fórmula de cierre deberá incluirse inmediatamente después de la traducción y no en hoja aparte; es decir que la fórmula de cierre deberá compartir la misma hoja con, al menos, la última línea de la traducción. En caso de que no fuere posible, deberá enumerarse el total de las hojas de la traducción y consignarse este número en la fórmula de cierre. La fórmula de cierre no podrá ser aplicada con sello ni con ninguna otra modalidad preimpresa.
DE LA FIRMA Y EL SELLO DEL TRADUCTOR | A continuación de la fórmula de cierre, el traductor colocará su firma y sello. Asimismo, colocará obligatoriamente su sello entre la última hoja del documento fuente adjunto y la primera de la traducción, y entre cada hoja de la traducción, y, preferentemente, entre cada hoja del texto fuente. El sello y la firma deberán coincidir con los que figuran registrados en su legajo en el CTPSFPC; el sello deberá contener el nombre y el apellido completos del traductor, la leyenda «Traductor/a de» (o «Idóneo/a en») o «Matrícula transitoria en», según corresponda, el idioma en que está matriculado, el número de matrícula profesional, los números de libro y folio, y la abreviatura o siglas del Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe, Primera Circunscripción. No se certificará la firma ni se legalizará un dictamen, una traducción o una ratificación del traductor que estuviere en mora respecto del pago de una (1) cuota periódica a la fecha de la presentación del documento ante el CTPSFPC, hasta tanto regularice su situación. Quedan exceptuados los profesionales fallecidos que al momento de su deceso no se hubieren encontrado inhabilitados para el uso de su matrícula y los profesionales que hubieren dado de baja la matrícula por solicitud de parte, cuya firmas se certificarán hasta dos años después de la fecha de concesión de la baja. En tal caso, deberá constar en la hoja de legalización que el profesional es extitular de la matrícula interviniente. El CTPSFPC certificará la firma del traductor aun cuando su nombre y apellido aparecieren en los documentos fuente. No se certificará la firma del traductor que hubiere sido suspendido en la matrícula por el Tribunal de Conducta mediante resolución firme No se legalizarán traducciones en las que constare una firma que no sea la del traductor interviniente, tanto en el cuerpo del documento meta como en el margen de la hoja.
DEL FORMATO DEL ORIGINAL | No se legalizarán traducciones cuyo documento fuente estuviere impreso en papel termosensible o contuviere documentos impresos en tal material, dado el carácter no perdurable de este tipo de soportes. Siempre que fuera posible, la traducción por legalizar deberá estar precedida por el documento fuente adjunto. Preferentemente, se deberá incluir el documento original. En caso de traducirse fotocopias, el traductor hará constar tal circunstancia al pie de la traducción. En caso de tratarse de instrumentos públicos, el traductor deberá recomendar al interesado la presentación de fotocopias certificadas para evitar posteriores inconvenientes. Si se presentare solo la traducción sin estar acompañada por el documento original (por ejemplo documentos encuadernados), tal circunstancia constará en la fórmula de cierre y se deberá mencionar la razón por la cual no se adjunta el documento fuente a la traducción, junto con una breve reseña de las características del documento u objeto que contiene al texto, a todo efecto. En el caso de la traducción de material grabado en soporte digital o magnético, la traducción se deberá presentar acompañada de la transcripción del material grabado. La transcripción se considerará documento fuente y la traducción deberá cumplir estrictamente con las formalidades establecidas al respecto. El documento fuente deberá traducirse íntegramente, incluyendo sellos de legalización, sellos oficiales y notas marginales. Si parte del texto no se tradujere por estar ilegible, dañado o redactado en otro idioma, se deberá aclarar en la fórmula de cierre que la traducción corresponde a las partes claramente identificadas por el traductor.
DE LOS DOCUMENTOS PLURILINGÜES | En los casos en que el documento fuente fuere plurilingüe, los traductores de los diferentes idiomas coordinarán entre sí el modo de emitir un solo documento traducido, dentro de lo posible. En la fórmula de cierre, que se redactará en plural, se mencionarán los idiomas desde los cuales se traduce y se aclarará que cada traductor se hace responsable de la(s) parte(s) pertinente(s) y, a continuación, figurarán la firma y el sello de los profesionales actuantes. La traducción deberá estar firmada y cosellada por todos los traductores intervinientes. Como alternativa, se pueden presentar traducciones parciales por separado, aclarando que se traduce(n) la(s) parte(s) pertinente(s) en el correspondiente idioma. El documento fuente deberá ser cosellado por los traductores intervinientes y la última hoja de este deberá tener el sello que la una a la primera hoja de cada traducción, con el fin de que ningún traductor selle la traducción del otro.
DE LOS DOCUMENTOS MÚLTIPLES | En caso de tener que traducir distintos documentos reunidos en un solo cuerpo (por ej. en un expediente judicial), estos deberán estar foliados por la institución que los emitió o vinculó, en cuyo caso el traductor tendrá que certificar solo una (1) vez al final del trabajo. Si cada documento de ese conjunto tuviere su traducción y pie correspondientes, el Colegio legalizará cada una de las traducciones por separado.
DE LAS ENMIENDAS | En caso de que excepcionalmente resultare necesaria la inclusión de una nota o enmienda posterior a la legalización de la traducción, el traductor deberá repetir su firma y sello debajo de dicha nota o enmienda. Tipos de enmiendas posibles: Correcciones: se debe realizar una nota de traductor (N. de T.) que manifieste que S/R (sobre raspado) «[el texto corregido]» vale. Tachaduras: se debe aclarar en la N. de T. que L/T (lo testado) «[el texto tachado]» no vale. Agregados: la N. de T. simplemente dirá «[el texto agregado]» vale.
DE LAS RATIFICACIONES | Se entiende por ratificación el acto por el cual el matriculado, mediante su firma y sello, asume la responsabilidad de una traducción realizada por otro traductor matriculado. La ratificación deberá estar encabezada por la palabra «RATIFICACIÓN» en idioma castellano y deberá cumplir estrictamente con las formalidades establecidas para las traducciones.
DE LOS DICTÁMENES | Se entiende por dictamen profesional el informe técnico elaborado por el matriculado, que lleva su firma y sello. El dictamen profesional deberá estar encabezado por la palabra «DICTAMEN» en idioma castellano, y la fórmula de cierre se ajustará a las formalidades detalladas en este reglamento.
DE LOS MOTIVOS DE RECHAZO DE LEGALIZACIÓN | La denegatoria de legalización por incumplimiento de cualquiera de los requisitos será puesta a consideración del Consejo Directivo y se comunicará por escrito al matriculado. Si el CTPSFPC no legalizare un documento por un motivo no previsto en este Reglamento, el traductor firmante podrá solicitar su reconsideración al Consejo Directivo, que se expedirá sobre el particular mediante resolución simple en un plazo inferior a las setenta y dos horas posteriores a la presentación del reclamo.

Reglamento de Comisiones

Las comisiones internas —cuya potencial existencia está contemplada en el artículo 15, inciso j) del Reglamento Interno del Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe, Primera Circunscripción— se regirán, en cuanto a su organización y funcionamiento, por las disposiciones del presente reglamento y por las modificaciones y ampliaciones futuras aprobadas por resolución del Consejo Directivo.
El desempeño en las comisiones internas será ad honorem.
Las designaciones para integrar las comisiones internas son facultativas del Consejo Directivo.
Será función de cada comisión interna, de acuerdo con sus incumbencias y en cuanto sea aplicable: a) Estudiar los asuntos sometidos a su consideración. b) Emitir opinión sobre cuestiones asignadas para su tratamiento. c) Presentar proyectos propios. d) Llevar a cabo los proyectos aprobados y los encomendados por el Consejo Directivo. e) Colaborar con el Consejo Directivo en la preparación de la memoria anual. Para ello, cada una de las comisiones internas presentará, al finalizar el ejercicio anual, un informe de las tareas realizadas desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.
Cada comisión interna estará a cargo de un miembro del Consejo Directivo (consejero/a), quien actuará como nexo entre la comisión interna y el Consejo Directivo.
Por lo menos una vez por mes, cada comisión interna informará al consejero sobre los trabajos realizados.
Cada consejero citará a los integrantes de la comisión interna a su cargo para las reuniones que solicite el Consejo Directivo.
Cada consejero conservará en el archivo del Colegio el material relacionado con los proyectos y las tareas realizadas por la comisión interna a su cargo.
Las comisiones internas podrán dirigirse a terceros asumiendo la representación del Consejo Directivo, solamente cuando esta les haya sido expresamente conferida. Las disposiciones del presente reglamento comenzarán a regir a partir del 1 de enero de 2008.
Todo trabajo de traducción, dentro de la provincia de Santa Fe, debe ser suscripto por un traductor matriculado, de acuerdo con las disposiciones de la presente ley. Asimismo, todo puesto de traductor en instituciones oficiales o privadas deberá ser cubierto por profesionales matriculados en el Colegio, siempre que estos no se hallaren inhabilitados profesional o absolutamente.